Iglesia y Convento de San Francisco

El convento franciscano de San Lorenzo fue fundado en 1519 por el conquistador Bartolomé Benítez de Lugo, y llegó a tener tanta importancia entre los restantes conventos de la provincia; y poseyó tantas riquezas artísticas que fue denominado el Escorial de Canarias.
Cuando el conquistador fundó el convento, existía previamente una ermita dedicada a San Lorenzo, edificada en el año 1510 por iniciativa de él mismo;, y ahí fue a donde trajo a los franciscanos, cediéndoles este magnífico sitio para edificar el convento. Por petición propia, el conquistador Benítez de Lugo fue sepultado entre ellos en el año 1526, pero dejó ordenado a sus herederos que ampliaran la capilla y que hicieran un buen sepulcro de bóveda para él,  su familia y sus descendientes; y que por obligación perpetua celebraran la fiesta de San Lorenzo. Los descendientes cumplieron la voluntad del conquistador y el 16 de agosto de 1548, la capilla mayor ya estaba edificada.

Francisco Benítez de Lugo, hijo del conquistador, fue quién edificó la capilla mayor y ordenó a sus herederos, mediante un documento firmado el 16 de agosto de 1648, que trajeran de Flandes un suntuoso retablo para ornato del altar mayor.

El jueves 24 de abril de 1783 fue bendecida una nueva iglesia en este claustro de San Francisco y fue construida a solicitud y expensas de los padres provinciales, ya que al ser el monasterio más grande de la provincia, celebraban en él los capítulos y tenían su residencia.

La noche del 19 al 20 de abril de 1801, se propagó un gran incendio que destruyó todo el cenobio, incluyendo el flamante templo y todos sus retablos, pudiéndose salvar solamente las imágenes y algunas alhajas. También se quemó parte del mobiliario conventual y el archivo. No hubo que lamentar desgracias personales, pero sí se perdió el mejor convento de la provincia. La práctica totalidad de los tesoros salvados, imaginería y orfebrería, pasaron a otros templos y municipios de la isla.
Los frailes se alojaron en varias casas que les sirvieron de cenobio mientras se reconstruía el monasterio, que con la ayuda de la Orden Tercera y de la Hermandad de la Virgen del Carmen se reconstruyó la iglesia quemada y parte del monasterio, pudiendo así volver a habitarlo los frailes.
En 1821 era el único cenobio franciscano  que quedaba sin suprimir de la diócesis, pero por un real decreto, en 26 de junio de 1835, se desamortizó este convento franciscano de San Lorenzo y el inmueble fue entregado al estado.

En 1848 se trasladó a éste edificio el Hospital de la Santísima Trinidad, desde el llano de San Sebastián y en 1878, se dio posesión de los solares del antiguo monasterio franciscano a la enfermería, que atenderían las hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl desde el 8 de abril de 1884. Por la llegada de las hermanas de la Caridad, regresaron a San Francisco la venerada imagen de Nuestra Señora de la Caridad, que llegó al convento por primera vez en 1632; y se trajeron otras reliquias que se encontraban en la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción, en gran medida procedentes del convento de San José.

La Orotava, corazón de Tenerife

Libro de Visitas

Firma aquí

Últimas Firmas

Muchísimas felicidades por vuestra página, la verdad está muy elaborada y una buenísima forma de llegar a los feligreses al igual que hemos hecho nosotros. Les animamos a que sigan por este camino. !Felicidades hermanos tinerfeños! Parroquia de Ntra. Sra. de Las Nieves - Lomo Magullo - Telde Les animamos a visitar nuestra web: www.iglesia...

COPE